Una guía sencilla del sistema endocannabinoide

por Support Staff en April 17, 2020

Una guía sencilla del sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide (ECS) es un complejo sistema de señalización celular identificado a principios de la década de 1990 por investigadores que exploraban el THC, un cannabinoide muy conocido. Los cannabinoides son compuestos que se encuentran en canabis.

Los expertos todavía están tratando de comprender completamente el ECS. Pero hasta ahora, sabemos que juega un papel en la regulación de una variedad de funciones y procesos, que incluyen:

  • dormir
  • estado animico
  • apetito
  • memoria
  • reproducción y fertilidad

El ECS existe y está activo en su cuerpo incluso si no usa cannabis.

Siga leyendo para obtener más información sobre el ECS, incluido cómo funciona e interactúa con el cannabis.

¿Como funciona?

El ECS incluye tres componentes centrales: endocannabinoides, receptores y enzimas.

Endocannabinoides

Los endocannabinoides, también llamados cannabinoides endógenos, son moléculas producidas por su cuerpo. Son similares a los cannabinoides, pero son producidos por tu cuerpo.

Los expertos han identificado dos endocannabinoides clave hasta ahora:

  • anandamida (AEA)
  • 2-araquidonoilglicerol (2-AG)

Estos ayudan a que las funciones internas funcionen sin problemas. Su cuerpo los produce según los necesita, lo que dificulta saber cuáles son los niveles típicos de cada uno.

Receptores endocannabinoides

Estos receptores se encuentran en todo su cuerpo. Los endocannabinoides se unen a ellos para indicar que el ECS debe actuar.

Hay dos receptores endocannabinoides principales:

  • Receptores CB1, que se encuentran principalmente en el sistema nervioso central
  • Receptores CB2, que se encuentran principalmente en su sistema nervioso periférico, especialmente en las células inmunes

Los endocannabinoides pueden unirse a cualquiera de los receptores. Los efectos que resultan dependen de dónde se encuentra el receptor y a qué endocannabinoide se une.

Por ejemplo, los endocannabinoides pueden apuntar a los receptores CB1 en un nervio espinal para aliviar el dolor. Otros pueden unirse a un receptor CB2 en sus células inmunes para indicar que su cuerpo está experimentando inflamación, un signo común de trastornos autoinmunes.

Enzimas

Las enzimas son responsables de descomponer los endocannabinoides una vez que han cumplido su función.

Hay dos enzimas principales responsables de esto:

  • amida hidrolasa de ácido graso, que degrada la AEA
  • lipasa ácida de monoacilglicerol, que típicamente descompone 2-AG
Cuales son sus funciones?

El ECS es complicado y los expertos aún no han determinado exactamente cómo funciona o todas sus funciones potenciales.

InvestigaciónFuente confiable ha vinculado el ECS a los siguientes procesos:

  • apetito y digestión
  • metabolismo
  • dolor crónico
  • inflamación y otras respuestas del sistema inmunológico
  • estado animico
  • Aprendizaje y Memoria
  • control del motor
  • dormir
  • función del sistema cardiovascular
  • formación de músculo
  • remodelación y crecimiento óseo
  • Función del hígado
  • función del sistema reproductivo
  • estrés
  • función de la piel y los nervios

Todas estas funciones contribuyen a la homeostasis, que se refiere a la estabilidad de su entorno interno. Por ejemplo, si una fuerza externa, como el dolor de una lesión o la fiebre, altera la homeostasis de su cuerpo, su ECS se activa para ayudar a su cuerpo a volver a su funcionamiento ideal.

Hoy en día, los expertos creen que mantener la homeostasis es la función principal del ECS.

¿Cómo interactúa el THC con el ECS?

El tetrahidrocannabinol (THC) es uno de los principales cannabinoides que se encuentran en el cannabis. Es el compuesto lo que te "coloca".

Una vez en su cuerpo, el THC interactúa con su ECS al unirse a los receptores, al igual que los endocannabinoides. Es poderoso en parte porque puede unirse a los receptores CB1 y CB2.

Esto le permite tener una variedad de efectos en su cuerpo y mente, algunos más deseables que otros. Por ejemplo, el THC puede ayudar a reducir el dolor y estimular el apetito. Pero también puede causar paranoia y ansiedad en algunos casos.

Actualmente, los expertos están buscando formas de producir cannabinoides de THC sintéticos que interactúen con el ECS solo de manera beneficiosa.

¿Cómo interactúa el CBD con el ECS?

El otro cannabinoide importante que se encuentra en el cannabis es el cannabidiol (CBD). A diferencia del THC, el CBD no te pone "drogado" y, por lo general, no causa ningún efecto negativo.

Los expertos no están completamente seguros de cómo interactúa el CBD con el ECS. Pero sí saben que no se une a los receptores CB1 o CB2 como lo hace el THC.

En cambio, muchos creen que funciona al evitar que los endocannabinoides se descompongan. Esto les permite tener un mayor efecto en su cuerpo. Otros creen que el CBD se une a un receptor que aún no se ha descubierto.

Si bien los detalles de cómo funciona aún están en debate, la investigación sugiere que el CBD puede ayudar con el dolor, las náuseas y otros síntomas asociados con múltiples afecciones.

¿Qué pasa con la deficiencia de endocannabinoides?

Algunos expertos creen en una teoría conocida como deficiencia clínica de endocannabinoides (CECD). Esta teoría sugiere que los niveles bajos de endocannabinoides en su cuerpo o la disfunción del ECS pueden contribuir al desarrollo de ciertas afecciones.

A Artículo de 2016Fuente confiable La revisión de más de 10 años de investigación sobre el tema sugiere que la teoría podría explicar por qué algunas personas desarrollan migraña, fibromialgia, y síndrome del intestino irritable.

Ninguna de estas condiciones tiene una causa subyacente clara. También suelen ser resistentes al tratamiento y, a veces, se presentan uno al lado del otro.

Si la CECD juega algún tipo de papel en estas afecciones, apuntar a la producción de ECS o endocannabinoides podría ser la clave que falta para el tratamiento, pero se necesita más investigación.

La línea de fondo

El ECS juega un papel importante en mantener estables sus procesos internos. Pero todavía hay muchas cosas que no sabemos al respecto. A medida que los expertos desarrollen una mejor comprensión del ECS, eventualmente podría ser la clave para tratar varias afecciones.